Supresión física de las salidas de polvo en cintas transportadoras y puntos de transferencia

Ya existen numerosas soluciones para impedir la salida de polvo en tramos especiales de cintas transportadoras y en puntos de transferencia. Sirven para proteger a las personas que trabajan en el entorno, mantener limpia la zona de trabajo y, con frecuencia, como protección contra explosiones. Sin embargo, en la mayoría de los métodos para evitar el polvo también se producen riesgos y efectos secundarios, como un aumento del desgaste, que plantean problemas posteriores a los propietarios de las instalaciones.

Técnica y modo de acción

El AirScrape es un sistema patentado de faldón lateral para cintas transportadoras fabricado en Alemania, que se utiliza en todo el mundo desde hace aprox. siete años. Los elementos del AirScrape funcionan sin contacto y se colocan lateralmente en las zonas neurálgicas de las cintas transportadoras. La estructura especial y el hueco que se deja expresamente abierto, ajustado con precisión en cada caso, entre la superficie de la cinta y el innovador faldón lateral, son decisivos para el funcionamiento óptimo. Siguiendo las leyes de la física, una cinta cargada y en marcha genera una ligera estela de aire. Las láminas diagonales del AirScrape, orientadas en el sentido de la marcha, actúan como refuerzo eficaz de la corriente de aire. Dado que este innovador faldón lateral flota sobre la superficie de la cinta a una distancia definida y sin entrar en contacto, se puede aprovechar el denominado efecto Venturi: el aire del exterior se aspira hacia el centro de la cinta. Esto provoca una presión negativa en la zona de transporte de la cinta. Las partículas de polvo y de material fino no pueden contrarrestarla y permanecen forzosamente en la zona de transporte. Aunque el material grueso impulsado hacia fuera puede superar esta fuerza de aspiración, es conducido eficazmente por las láminas, que hacen que regrese al centro de la cinta.

El resultado de la combinación de estos dos efectos es que, gracias al sistema duradero y fácil de instalar, se evita eficazmente la formación de polvo y el derrame de material en los puntos de transferencia y en otras zonas críticas de la cinta. En comparación con otros sistemas, destaca positivamente también en cuanto al desgaste: el funcionamiento sin contacto del AirScrape hace que la cinta no esté expuesta a una fricción que provoque un desgaste no deseado, a diferencia de los faldones laterales clásicos. Esto afecta favorablemente a la vida útil de la cinta y, al mismo tiempo, si se utiliza correctamente, el coste de mantenimiento se reduce al mínimo, tendiendo a cero.

Para optimizar más aún el principio de funcionamiento sin contacto del AirScrape y conseguir el máximo efecto de limpieza y eliminación de polvo de la cinta, el fabricante Scrapetec Trading ha desarrollado otros componentes y productos complementarios que abordaremos más adelante en este artículo.

Estructura y sujeción

El AirScrape está compuesto por una unidad portante de poliuretano con poco desgaste. Las láminas en diagonal, según las necesidades del sector respectivo, son de acero Hardox >360 HB o, en caso necesario, de acero inoxidable. Los materiales están adaptados a los escenarios de uso, con temperaturas de -30 °C a +85 °C. Si fuese necesario, se pueden ofrecer también calidades especiales, por ejemplo, para uso subterráneo o con las características que se desee (resistente a altas temperaturas, antiestático, resistente a las llamas, etc.). En función de los requisitos, los módulos del AirScrape, de 2 m de largo, se pueden combinar en versión a la izquierda y a la derecha hasta la longitud que se desee. Las características de una instalación de transporte de materiales son decisivas a la hora de montar la variante del AirScrape Large (L), Medium (M) o Small (S), que hacen referencia al tamaño de las láminas.

La elección del tamaño depende de la anchura de carga de la cinta transportadora y del área lateral sin carga necesaria, en la que se puede montar el AirScrape, para atenuar al máximo los escenarios de transferencia relevantes para la formación de polvo en el transporte de materiales a granel. A diferencia del espacio disponible para el montaje, la velocidad y la anchura de la cinta no son decisivas para el modo de acción del faldón lateral. Aunque la eficacia del sistema es la misma usando el AirScrape S, M o L, se recomienda utilizar la variante más ancha posible en relación con las láminas. Esto aumenta las ventajas en cuanto a la vida útil del sistema, ya que las láminas de las unidades más grandes son, por naturaleza, más largas y gruesas. Dado que también se encargan de devolver al centro de la cinta el material grueso impulsado hacia al exterior, su mayor tamaño y masa son una ventaja a largo plazo. La longitud estándar de los módulos del AirScrape facilita también el montaje, por ejemplo, en la pared lateral de las tolvas en las zonas de transferencia. En caso de que haya que incluir también otras áreas de la cinta, se decide sobre el terreno cuáles son las opciones de sujeción más adecuadas según la situación individual.

Requisitos y límites de aplicación

En general, en los equipos nuevos es sencilla la adaptación para el uso de un AirScrape, mientras que en caso de reequipamiento las condiciones de transferencia deben corresponder al estado actual de la tecnología. Además, en la zona de alimentación la cinta transportadora no debe desviarse ni combarse. En ese caso, si se desea usar el AirScrape, es necesario emplear guías de cinta adecuadas. Pueden ser rodillos montados en el centro a poca distancia unos de otros, o una mesa de transferencia. Lateralmente se logra una alineación parcial de la zona exterior de la cinta, por ejemplo, utilizando una construcción de barras deslizantes en lugar de rodillos. La situación de transferencia concreta también es decisiva. Gracias a su amplia experiencia práctica, el fabricante ScrapeTec Trading puede ofrecer una opinión fiable al respecto.

La obturación ideal: una chapa de desgaste en el lado interior de la pared de la tolva sin contacto con la cinta (distancia entre la cinta y la chapa de 5 a 10 mm) proporciona protección, mientras que desde fuera el AirScrape actúa en el ángulo ideal con la distancia óptima a la cinta. La unidad de funcionamiento con láminas del AirScrape se puede regular en altura mediante elementos de sujeción, de modo que puede adaptarse de forma óptima al recorrido y la forma de la cinta transportadora. En caso de carga central de este modo ya se logra la mejor opción. En caso de que la carga no sea en el centro, en lugar de una chapa de desgate recta se recomienda en el interior el montaje de una chapa de inclinación natural o una chapa deflectora (en forma de T), que descargue en forma cónica en la dirección de transporte. Esta chapa especial no solo fuerza el material recién alimentado inmediatamente hacia el centro de la cinta, sino que además hace que el material recién introducido no se vierta en el hueco de aire necesario en el borde, lo que anularía el principio de acción del AirScrape.

Muchas referencias confirman que los proveedores del sistema, que provienen del sector, ofrecen respuestas flexibles para las más diversas condiciones de uso y demanda, utilizando, entre otras cosas, chapas adaptadoras. También es posible, si se desea, utilizar para el AirScrape los sistemas de sujeción existentes, siempre y cuando las condiciones sobre el terreno permitan asegurar el modo de acción del sistema.

Aquí es donde se plantea la cuestión de los límites de aplicación. El modo de acción de la corriente de aire según la dirección sugiere que el AirScrape no siempre es adecuado para cintas que se pueden invertir. También plantea límites la pendiente de la cinta. Si es mayor que 15°, el uso es difícil, aunque no imposible. Habría que consultar en cada caso concreto si ese ángulo es un criterio de exclusión. Las situaciones de transferencia en las que la corriente principal cae directamente sobre el faldón lateral se han mencionado ya en relación con el uso de una chapa de inclinación natural. También habría que aclarar en cada caso particular si esta medida especial es suficiente.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de material a transportar: aunque lo ideal son los materiales a granel secos, actualmente ya ha demostrado también su eficacia con materiales húmedos y pegajosos, e incluso mojados. No obstante, para los casos especiales de este tipo hay que cerciorarse mediante un ensayo en profundidad.

Formas especiales y ampliaciones

A lo largo de la expansión con éxito del AirScrape en diversos sectores de materiales a granel, ha ido creciendo el interés tanto de sus creadores como de los usuarios por hallar una solución técnica para otros puntos de salida de polvo que también son problemáticos. Con el TailScrape se ha desarrollado un faldón trasero para los puntos de transferencia, adecuado para las variantes del AirScrape. Funciona según el mismo principio de succión de aire que el AirScrape (efecto Venturi), aunque en este caso las láminas tienen una disposición especial. Disponible también en las versiones S, M y L, así como para todas las anchuras de cinta, este novedoso sistema de faldón trasero mantiene libre de polvo y derrame la transferencia en el punto de inversión. Para el montaje, en la zona final de la transferencia se utiliza primero una chapa adaptada al contorno de la artesa de la cinta, a la cual se puede fijar y ajustar el sistema inteligente TailScrape siguiendo el contorno de la artesa. Igual que en el AirScrape, el sistema de faldón trasero flota sobre la cinta sin contacto y, conectado al faldón lateral, completa el sistema de protección contra el polvo.

Otra combinación del AirScrape con una cubierta de tejido filtrante forma el DustScrape, incluido en el programa de ScrapeTec Trading desde 2016. Con elementos de 2 m igual que los módulos del AirScrape, el DustScrape se pueden instalar fácilmente en los sistemas de cinta transportadora existentes. Se compone de dos chapas laterales, los arcos correspondientes, el tejido filtrante permeable al aire pero estanco al polvo, con altas propiedades de autolimpieza, y los soportes adecuados, incluyendo material de sujeción. El AirScrape se atornilla sencillamente con todos estos elementos y se fija como módulo completo a la construcción de la cinta. Como en todos los demás casos, los orificios alargados también permiten aquí colocar el AirScrape a la distancia correcta sobre la cinta sin que haya contacto, y atornillarlo de forma segura. El DustScrape es una cubierta robusta para el punto de transferencia en cintas abiertas que protege eficazmente. Dado que se puede prolongar o acortar a cualquier longitud, este sistema de protección contra el polvo se monta fácilmente y también es adecuado para la instalación en tramos de la cinta abiertos, para evitar eficazmente la deflación nociva para el medio ambiente.

La segunda parte de este artículo especializado se publica en la edición 5/2020 de «Schüttgut & Prozess»

Con el know-how adquirido durante más de 30 años en el sector de la tecnología de transporte de materiales, ScrapeTec Trading GmbH analiza los puntos críticos en los sistemas de transporte y desarrolla nuevas soluciones económicas para optimizar. Sobre la base de esta estrategia de innovación se realizan productos únicos, como el AirScrape, el DustScrape y el SpeedScrape. Todos ellos, además de ser económicos y fáciles de montar, permiten evitar en gran medida la formación de polvo y el derrame de material, además de una limpieza de la cinta más eficiente y suave en los puntos críticos a lo largo de la ruta de transporte y en los puntos de transferencia. La gama de productos se completa con un asesoramiento individual para la planificación de proyectos y su puesta en práctica. De este modo, los clientes obtienen, entre otras cosas, soluciones adaptadas exactamente a sus necesidades.

Menú